Esta es mi amiga Almudena

No nos vemos siempre, no hablamos todos los días pero somos amigos y estamos conectados de una manera especial. Somos amigos desde hace más de 11 años y esa conexión que existe entre nosotros cada día es más sólida y llevo mucho tiempo queriéndole escribir algo para agradecerle todo lo que hace e hizo por mi y no tengo más manera que hacerlo aquí un día cualquiera a una hora cualquiera.

 

Aunque ella sea muy de ponerse a escribir y dejarme con la boca abierta, hace unos meses cuando peor lo estaba pasando y cuando más cambios estaba metiendo en mi vida ella supo elegir perfectamente un poema de Jorge Luis Borges que se llama “A los amigos” para mostrarme su apoyo en todo. En esa época nos escribíamos pocos, andábamos algo más separados de lo que acostumbramos pero afloró lo que dije antes, esa conexión especial que nos trae por la vida como amigos desde hace más de 11 años. Aquí os lo dejo:

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida,
Ni tengo respuestas para tus dudas o temores
Pero puedo escucharte y compartirlo contigo
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a ti.
No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes actuar,
Pero sí te ofrezco el espacio necesario para crecer.
No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón.
Pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.
No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser.
Solamente puedo amarte como eres y ser tu amigo.
En estos días pensé en mis amigos y amigas, entre ellos, apareciste tu.
No estabas arriba, ni abajo ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el número uno ni el número final.
Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu
lista.
Basta que me quieras como amigo.
Gracias por serlo.

Pd: te quiero hermana.

Anuncios