No lo necesitaba sin embargo me lo dabas.

Como no, ya le estoy cogiendo el gusto, el motivo de la publicación de esta entrada viene motivada por una discusión/debate que tuve en Twitter a partir de leer varias opiniones de antiguos compañeros míos del instituto. Dicho debate surgió el día 18 de Agosto cuando me encontraba de vacaciones en Chipifornia. Por esa fecha, en Madrid, para el que se le haya olvidado ya, que no me extraña, se estaba desarrollando la JMJ. Como ustedes verán, soy un adicto a Twitter y todo el que pase por aquí y visitara Twitter esos días sabe que aquello era un aluvión de críticas a todo lo relacionado con la visita del Papa: un montón de datos económicos, intereses en la biografía del Papa, un montonazo de fotos comprometidas, un montón de montajes, millones de chistes fáciles… En fin, monotemático. Entrar en Twitter era observar cómo todo el mundo intentaba echar abajo todo lo bueno o positivo que podría tener la visita del Papa a España.


Pero claro, uno que es un poco “metiche”, uno que es un poco “fácil de lengua”, en este caso, “fácil de tecla”, no pude callarme ante tanta crítica. Y no pude callarme por la sencilla razón, que la mayoría de las críticas que veía eran clavaditas a las que vertían los profesores que muchos tuvimos en el instituto.

Estudié ESO y Bachillerato en el IES Azahar de Sevilla, me siendo orgulloso de haber pertenecido a ese instituto, creo que pertenezco a una muy buena generación de alumnos y creo que he tenido buenos profesores, pero a mi nadie me puede negar lo que dije ese día. Nadie me puede negar que muchos profesores gastan muchas energías dando sus opiniones políticas en clase y no me lo puede negar nadie porque todos han recibido las charlas y los monólogos progres de muchos profesores.

Por lo que escribo esto no es para contaros la discusión, el motivo es para exponer mi idea de como se debe educar en un centro público. Está claro que ni soy “experto” (entrecomillo porque odio la palabra), ni soy profesor, ni quizás tenga los suficientes elementos de juicios para hacer esto, pero creo que no hace falta.

En primer lugar. Bajo mi punto de vista un centro público debe estar exento de ideologías. Yo recuerdo clases enteras hablando de la guerra de Iraq, del petróleo de EE.UU., de sus elecciones, del Nunca Mais, de Aznar, de publicidad feminista, de la tregua de ETA (de la que me reí delante de una profesora, se enfadó conmigo, y creo que hoy día me tendría que dar la razón) y así un largo etcétera de temas de actualidad española y siempre con el mismo tinte. Incluso he recibido gracietas ideológicas recogiendo El Mundo que daban gratis en conserjería. Como dije ese día en la discusión de Twitter, gracias a Dios, o estuve demasiado avispado o simplemente he sido diferente, porque desde el primer en el que el profesor de turno salía de clase con su monólogo terminado, yo me disponía a reírme de lo que decía. Pero no todos hemos tenido esa “suerte”. Muchos de los alumnos del instituto Azahar han sido adoctrinados en los ideales de los profesores que allí dan clases.

A mi que no me vengan con las milongas de que las clases se tienen que dar necesariamente con una ideología, sobre todo cuando se trata de materias como Historia o Literatura. Aunque me exprimas a argumentos nunca me vas a convencer de que en esas materias necesariamente se tiene que meter ideología. No. No se tiene porque meter ideología. No me vendas milongas de bandos. Las cosas pasan y son tal y como son. Si yo quiero que mi hijo reciba una ideología concreta en la educación que recibe no te preocupes, ya me encargaré yo de buscar un centro privado que dé la materia con ideologías. Pero en un centro educativo público no. Me niego. Un centro educativo público debe ser neutral en todo, incluso en las ideologías. No estoy diciendo con esto que los centro privado tenga por cojones que dar la materia tiñéndola de una ideología, digo con esto, que un centro público, al ser competencia directa del Estado, o en este caso, de la Comunidad Autónoma, y los profesores que dan clases en sus centros deben darla ajustándose a la doctrina del que les paga. Artículo 1 del Título Preliminar de la Constitución Española. “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.”

Y en segundo lugar. Otros de los temas que discutimos aquel día en Twitter fue en la preparación de los profesores. Creo que se dejó en el aire y sin concretar, como es normal en Twitter, que para que los profesores puedan trabajar en un centro privado deben recibir una formación adicional en ideología. Que se diga esto me produce hasta gracia. Yo defiendo la educación privada en lo que a su naturaleza se refiere, privada. Un centro privado elegirá a sus empleados como muy buenamente le dé la gana igual que sus clientes harán lo propio en contratar sus servicios. La formación de sus educadores me da igual, me preocupará cuando la quiera contratar. Igual que me da igual que es lo que hace un profesor de un centro público en su vida privada, pero que la separe de su trabajo, que es educar. ¿O es necesario que por pertenecer a un sindicato tenga que explicarle a todos los niños su labor en el sindicato de turno y sus reivindicaciones?. ¿Es necesario, como pasó en Madrid, involucrar a los alumnos de una clase en las protestas de los profesores?. Ningún profesor de los que me dieron clase tenían, supongo, una formación previa en como educar en ideologías, pero sin embargo bien que se preocupaban en aleccionarnos en ellas, bien que se saltaban temas que no les gustaba, como Camilo José Cela, que no era interesante cuando es el último Premio Nobel español. Me vuelvo a repetir, su situación personal me da igual, sus intereses me dan igual lo que a mi me importa es que me enseñe Literatura Española, incluido Cela, más si está en el temario.

Todo este “liaso” que me traigo se resume fácil: ideología en la escuela pública, no. Nos podemos meter en muchas cosas, como en cómo se dan las clases en los centros públicos y en los privados. Me sigue dando igual. Es decir, un centro educativo privado se ceñirá a educar a sus alumnos en lo que a la ley le obliga. Que quieren darle un toque progresista, que se lo dé. Que quieren que sus alumnos sean de derechas, que se preocupen de ello. Pero seguro que los padres que pagan religiosamente cada cuota saben qué tipo de educación van a recibir en el centro privado correspondiente, porque para eso les cuesta el dinero. Como dije antes, no estoy diciendo con esto que la educación privada lleve consigo un tinte ideológico, pero en un centro privado tú eliges que es lo que quieres para tu hijo. A mi me da igual que en el centro privado de turno den las clases bailando sevillanas, si al final de la etapa de bachillerato los niños llegan a selectividad con las lecciones aprendidas y los exámenes aprobados, ¿dónde está el problema? si es que mi madre quería que aprendiera sevillanas. Pero en un centro público no. Un centro público no puede teñir de ideología la educación de los niños. No está en el sueldo de los profesores ni en la propia naturaleza de la enseñanza. Tu dame conocimiento, ya veré yo que hago, como pienso, quién creo que tiene razón… en fin, déjame desarrollarme como persona, pero déjame a mi.

Y ojo, educar en valores no tiene por qué llevar consigo un cierto tinte partidista. El respeto, la igualdad, la solidaridad, el compañerismo… todas esas cosas se pueden enseñar sin los “darditos”. Como dijo un amigo mío, no se pueden aprovechar de nuestras debilidades para forjarnos.

Quien debe forjarme a mi, son mis padres. Y con eso ya está dicho todo. 

Con esto espero dejar claro, aunque sea un poco desordenado, de lo que pienso de la forma de educación que se debe recibir en una escuela pública y lo que pienso de la educación que he recibido. Yo me pongo un NM.

Un saludo.

Anuncios

12 Comentarios

  1. Interesante reflexión.
    Yo puedo hablar desde mi expiriencia como alumna por una parte y como persona supuestamente preparada para ser profesora (digo supuestamente porque soy consciente de las grandes deficiencias que tienen los planes de estudio, que es, desde mi punto de vista el principal problema)
    Empiezo comentando con lo que explicas sobre las ideologías:
    – Yo estudié en un centro concertado, aquí quiero matizar, porque tú hablas sólo de privado (y en general se habla de Centros privados) cuando los centros privados (como tales) son muy pocos. Son los concertados (imagino que esto lo sabrás, pero utilizas el privado porque es de uso más general), Pero es que creo que es importante hacer la distinción porque, el concierto supone un acuerdo entre el Centro y el Estado, acuerdo mediante el cual cada uno de ellos se compromete a acciones determidas, y por tanto el centro no puede “hacer lo que le venga en gana”.
    Mi recuerdo de la clase de Historia (quizá la más comprometida) no es especialmente llamativo por tener tintes ideológicos (aunque es cierto que el tema de la Guerra Civi, a penas nos dio tiempo a profundizar) así que en este sentido, creo que tuve suerte. Además guardo muy buen recuerdo del profesor de la asignatura.
    A pesar de ello, tengo que decir, que el domingo pasado, estuve leyendo mi libro de historia de bachillerato, en los temas de la Guerra Civil, y vamos el texto, una verdadera joya. Ni en los grandes éxitos del Cine español lo explican de forma tan parcial. Y es que, muchos profesores hacen un uso abusivo de los libros de texto, siendo estos los que muchas veces, determinan el matiz ideológico del que hablar. Vamos, en pocas palabras, lo que debería ser la función de un buen profesor de delega en el libro de texto, que no digo que no tengan utilidad, pero no tanta.
    Pero, sí recuerdo en 4º de la ESO, creo, cuando la Guerra de Iraq… es que ahora, dudo en las fechas. La profesora que teníamos en sociales, nos invitó a recoger firmas de rechazo a la Guerra y paso un folio (fue mas o menos así). El caso, es que al día siguiente, nos dijo que no ponía ese folio en ninguna parte, porque había personas que habían escrito comentarios inapropiados. (a cuadros nos quedamos) Aunque puedo hacerme una idea de lo que muchos escribieron, sólo conozco con seguridad lo que pusimos, una amiga y yo (que desde “la madurez” de los 15 años, nos referimos a algo, como que había muchas guerras en el mundo, mucha gente muriendo de hambre y que no entendiamos porqué “ahora” despertaba tanto interés UNA guerra en concreto, que nos debemos preocupar por todas).
    Y esta es mi experiencia en el colegio con las ideologías.
    Donde he notado realmente la “eduación ideológica” ha sido en la Universidad. En los dos sentidos (pero más en uno, que en otro, todo hay que decirlo). Y no hay nada que de mas rabia que el que a un profesor se le vea el plumero (me revienta, es que hace que lo coja manía y todo). Y aquí llego al punto que mas me interesa de los que tratas, la formación del profesorado.
    A ver… que organice mi pensamiento porque si no, esto puede ser un caos.
    1. MAGISTERIO. Cabe plantearse
    – ¿cuáles son las ideas que hay en la sociedad sobre la carrera de magisterio? piensalo, y seguramente la respuesta que te viene es: pinta y colorea, y espero no haberme aventurado demasiado.
    Y no vas mal encamindo… porque las exigencias no son muy altas que digamos. (te lo digo yo, se de lo que hablo)
    -¿Quién estudia magisterio? ¿Qué piensa la gente del alumno con expediente bueno que decide estudiarlo? he tenido compañeros muy buenos (como estudiantes y como personas) pero otros… con otros te llevas las manos a la cabeza y piensas “¿tú? ¿tú vas a ser maestro?” puedes imaginarte el ser en cuestión, ya no sólo es analfabeto también una persona maleducada y grosera (vale que no todos, pero muchos sí. E insisto, afortunadamente hay personas muy buenas, con ganas de aprender e interesadas, que se esfuerzan más allá de la materia que nos daban en clase)
    El que estudia magisterio con buen expediente, se dice que, desperdicia su nota, y al que tiene poca se le propone hacer magisterio, como es “corta y pega”…
    Lo que más rabia me da de lo que te digo, es que es la verdad, me encantaría poder decir que todo es una vision, una fama, o una exageración, pero es que es la verdad.
    Lo más paradójico de todo, es que todos queremos una buena educación, de calidad y la exigimos, como es normal. Y a la persona que ha estudiado magisterio, no le has exigido nada, es más, lo has despreciado. Es como si fuese una estafa… un timo. Vamos, como pedir peras al olmo. Si querías peras, haber plantado un peral.

    2. EL ANTIGUO CAP AHORA MASTER
    Supongo que sabrás, que en la ESO los profesores son Licenciados que hicieron un Curso de Adaptación Pedagógica (CAP), que hasta hace poco, duraba unos 3MESES ni un año!
    Si la formación que los maestros reciben en 3 años se queda corta (más por los contenidos de los planes, que por el tiempo que dura) hazte una idea de lo que se puede hacer en unos tres meses.
    Por ello, introdujeron lo del master, que dura un año, y ha habido un montón de quejas en contra del mismo (claro, es mejor ventilarlo en 3 meses). Personalmente, no veo mal que se alargarse dicho curso, y se haya transfromado en un master…claro que tengo amigas que lo han hecho y me dicen que muy mal, que no aprenden a enseñar…
    Pero es que es mas de lo mismo, es infravalorar la formación que un profesor debe recibir. Luego cuando lo resultados no son los más idóneos (por decirlo de algún modo) nos quejamos, y ¡qué mal está la educación! Pero… ¿cómo no va a estar mal si no la cuidas?

    Después de este batiburrillo que cuento… para decir una idea bien simple (que debemos exigr la excelencia en la formación de los profesores, sean de primaria o de secundaria)
    Te comento otra idea que me preocupa mucho, muy relacionada con la ideología en la escuela pública. Y es que todos lo males de la sociedad, se busca la solución en la educación, pero a la educación en los colegios.
    Es decir, “hay muchos embarazos no deseados “ eduación sexual en el cole, “los niños no comen bien” ponemos programas para enseñarles a comer bien en el cole, “los niños no respetan y se portan bien” educación para la ciudadanía…etc etc
    De modo que los niños van al colegio, a adquirir unos aprendizajes que deberían adquirir dentro del conjunto de la sociedad, concretamente dentro de la familia.
    ¡OJO! Que no quiero decir que no se tengan en cuenta dentro del colegio estos aspectos, por supuesto que deben transmitirse dichos valores, pero no debe convertirse la escuela en el modo de conseguirlos. Porque hacerlo, implica dedicar menos tiempo al resto de las áreas, y me parece injusto. Porque al fin y al cabo, cualquier familia está preparada (o al menos debería) para enseñar a sus hijos, modales y un adecuado estilo de vida, enseñarles a ser personas… pero no todas para proporcionar y compartir con sus hijos momentos para leer, o ayudar a hacer los deberes… (esta parte me cuesta mas explicarla sin que suene mal) no todas tienen libros en sus casas o se interesan por el arte… y en este sentido, la escuela es un medio de acceso al conocimiento que encontramos en la pintura, los libros, las matemáticas… Pero si se transfieren la función “educadora” que tenemos los miembros de la sociedad a la escuela, privamos a todos los niños (bueno, a los que no lo tienen) de abrirles las puertas al mundo del conocimiento.
    Siento el rollazo que cuento, para decir cuatro ideas… pero ya te digo, me cuesta mucho escribir y además me desvío mucho del tema central que tratas…
    Enhorabuena por tu entrada! El tema educativo me gusta muchísimo!!
    Un saludo!!
    @nerodu

  2. Me ha gustado mucho leerte a ti que conoces desde dentro lo que yo sólo puedo olisquear desde fuera, puesto que confirmas muchas de mis sospechas. Desde luego no soy nadie para remover aún más algo que desconozco y que has dejado poco más que claro. Lo que sí conozco mejor y siempre me ha interesado es la historia y genealogía de determinadas corrientes, su influencia y el poso que han ido dejando en la sociedad. En este caso concreto, el Socialismo (en el que creí ciegamente) y el Liberalismo (en el que creo racionalmente).

    Cuando uno asume como suyos ciertos dogmas históricos del socialismo, lo hace sabiendo que éstos tienen un fin común que siempre es el mismo: lo colectivo frente a lo individual. Y la educación, claro está, no se libra. Cuando se vuelve la vista atrás en busca de los orígenes de esta pedagogía de nueva escuela destinada a la promoción del igualitarismo social, uno se da cuenta de que ni es tan nueva, ni es tan natural. Supongo que habrás leído acerca de Giner de los Ríos, sea mucho, regular o poco, y la Institución Libre de Enseñanza, toda ella orbitando alrededor del krausismo. O sea: Derecho del Estado frente a Derecho del individuo. En cuanto a lo estríctamente pedagógico, los krausistas de la ILE son quienes sentaron las bases del actual sistema. De ahí emana el sistema intuitivo frente a los mecanismos tradicionales de memorización, los apuntes frente a los libros, y todas esas cosas que conocerás de sobra. Todo eso que nos pudiese parecer nuevo, viene de lejos. Y esa misma Institución Libre de Enseñanza es la que sirve como andamiaje de la Escuela Nueva, ya del PSOE, pre-Republicana. Y es esa misma Escuela Nueva de Madrid la auténtica antesala de la LOGSE de 1990, también del PSOE. O sea, que el propio sistema ya deja al desnudo su tufillo político y sesgado.

    Pero no sólo son las formas, sino que, obviamente, calan hasta el fondo. El vicio de origen, la madre del cordero de este modelo pedagógico que aún persiste -por cierto, se llaman progresistas cuando son conservadores, pues conservan lo viejo- es el confundir la igualdad de oportunidades con la igualdad social. Es decir, tratan de crear una suerte de “mesocracia” sin clases sociales ni aspiraciones individuales destinadas al triunfo indivual. Un carril unidireccional. Pero como dijera el economista liberal M. Friedman, padre del monetarismo y la Escuela de Chicago, “no hay razones para cortar los árboles mas altos del bosque a fin de que ninguno resalte por encima del otro”. A cada cual según sus aspiraciones y esfuerzos. Claro que eso derriba todos los pilares del igualitarismo y ensalza un individualismo que los colectivismos rechazan frontalmente. Y eso es tanto como cargase la propia genética del Socialismo de un zarpazo.

    Resumiendo: tratan de educar en lugar de instruir, cuando lo primero es competencia del ámbito familiar, e incluso negando la autoridad del profesor ¿Y lo más curioso? Que más de un siglo de inmovilismo pedagógico ni tan siquiera goza del respaldo inapelable de los resultados. Al contrario: puro fracaso. Pero cuando se persiste en el error por cuestiones ideológicas, todo vale a la hora de buscar motivos y razones exógenas al propio sistema.

    En cuanto a lo vivido en el Instituto, puedo comentarte lo que yo he percibido, al margen de lo compartido con Fran y que ya menciona. Puedo hablarte de cómo me extrañó con el paso de los años el trato dado a Keynes y su contribución al New Deal americano y el total desprecio por su contemporáneo y también Nobel de Economía, Hayek, sin el cual no se entiende no sólo la Escuela Austriaca, sino la espectacular Revolución económica y social de Margaret Thatcher, sacando al país en una crisis que para que se haga una idea mi Fran -que le encantan estas anécdotas- la BBC aleccionaba por las noches en sus programas sobre cómo debían afeitarse sin luz y si era moralmente aceptable o no que una familia entera se bañara en el mismo agua. Pequeña fue. Pero nada, no fue hasta pasados unos años cuando tuve constancia de la existencia de Hayek y su pupilo y asesor de Thatcher, Keith Joseph. Igual de llamativo fue el trato dado a la Revolución Francesa, travestida de liberal cuando fue el auténtico preludio de los distintos totalitarismos colectivistas de comienzos del siglo XX, e ignorando su principal elemento de composición: la sangre derramada. Sin embargo, jamás tuve constancia de la Revolución Inglesa, La Gloriosa de 1688, auténtica madre de las ideas libertarias, con leyes de tolerancia religiosa, de sedición, de prohibición de la censura…y sin derramamiento de sangre. Igual ocurre cuando estudias la II República española, poco menos que un mundo de Hansel y Gretel, cuando la persecución religiosa estaba ahí, las revoluciones sangrientas como la del 34, el asesinato de líderes políticos como Calvo Sotelo a manos de la guardia personal de Prieto, una Ley de la Reforma Agraria que los propios ingenieros adelantaron que sería más que imposible poner en pie, una Ley de la Defensa de la República que amparaba la censura de prensa… En fin, muchas verdades a medias, mucha tierra por encima, y muchas ramas podadas. Es ahí donde se unen las formas de la pedagogía de la que he hablado con el fondo de los programas ideologizados.

    Terminando, que las cosas no son arbitrarias ni ocurren por ensalmo. Tienen sus origenes, sus procesos de maceración, y que la ingienería social existe. Un sistema de poder basado en el colectivismo necesita de una base social que haya interiorizado las supuestas “bondades” del mismo colectivismo. Así se cierra el círculo. No hay más. Y así cierro yo! 😛 Paso de ordenar y releer porque la BB quema! Perdón por los errores!

    Saludos!

    • ¿Errores? ¿Así te ha salido a la primera? Jo… me siento tonta!jaja. Escribes muy bien.

      De momento, te digo, que a ver si lo encuentro, (aunque puede que lo conozcas) un artículo publicado en la Tribuna Libre de El Mundo, que habla sobre la evolución ideológica de las dos corrientes en España. Será complicado porque no recuerdo el nombre del autor, pero bueno, lo intentaré.

      En primer lugar, decirte, que yo conozco, lo que es la formación que he recibido, trabajar, no he trabajado. Y en este sentido, te digo, que asignaturas que he cursado durante el 2º ciclo, las considero básicas-imprescindibles-necesarias para magisterio, pero no se dan.
      “Escuelas Inclusivas” “Escuelas para todos” lo he escuchado hasta la saciedad… y no te vaya a decir que no lo comparta, por supuesto que lo comparto. El problema, es que aunque es un proyecto viable, no es posible realizarlo por lo que comentaba antes: la formación. Vamos, ideas que sobre el papel quedan muy bonitas, pero en la práctica son un fracaso.

      Así, de primeras, se me ocurre decirte, que sí, que la pretendida “iguladad” viene a medir por el rasero más bajo, en un bienintencionado intento (quiero pensar que es así) como no todos pueden llegar hasta lo más, exigimos lo menos. Y estos es así en todas las enseñanzas. El arquitecto de hoy, no es igual que el de hace 20 años, y así con muchas más profesiones.
      Me encanta eso de ” es el confundir la igualdad de oportunidades con la igualdad social” Es decir, tratan de crear una suerte de “mesocracia” sin clases sociales ni aspiraciones individuales destinadas al triunfo indivual.”
      Me ha recordado, a una vez en clase, un comentario que tuvo un profesor (un crak, de los que más admiro y de los mejores que he tenido) dijo algo como que “exigir a un alumno (en este caso con discapacidad) que hiciese lo que pudiese, era pedirle ser un mediocre” Bueno, mis compañeros pusieron el grito en el cielo, pero a mí me gustaron mucho sus palabras.

      Te comento, que yo prefiero decir que en la escuela se educa, creo que es un término más amplio, que engloba las funciones que debe tener. Digamoslo más o menos que no sólo te plantean una serie de contenidos, además te ayudan a desarrollar las estrategias para que el alumno por sí mismos los pueda adquirir, ampliar relacionar con otros. Es decir, en la escuela el alumno además de aprender determindados contenidos aprender a regular su propio conocimiento, y la verdad considero lo segundo mucho más importante que lo primero. El problema es que para ayudar a un alumno a que regule su propio conocimiento debes saber cómo aprendemos, y en magisterio no te enseñan eso, enseñan la “didáctica de…”. Y olvídate del aprendizaje memorísitico, es horrible, a pesar de que haya contenidos que necesariamente haya que saber de memoria, es lo más desmotivante del mundo. Piensa en tí, y en lo que sabes, por tu entrada denotas ser una persona muy formada ¿cómo has llegado a aprender lo que sabes?

      Pero bueno, la entrada de @francescopolis venía a cuento de la ideologización, y yo me pierdo por los Cerros de Úbeda…En España, todas las Leyes Educativas que han entrado en vigor, lo han hecho durante gobiernos socialistas, aplicando lógica pura y dura, nos encontramos que el modelo educativo, lo han creado y mantenido ellos. Pero… no sólo en la Educación. ¿habeis leido sobre el bloqueo a la película “la mula”? En los temas ideológicos estoy hasta la narices de buenos y malos… y no decir simplemente las consecuencias que han tenido cada uno de los hechos históricos, sin entrar a hacer juicios de valor.

      Sin más (disculpad el jaleo y el rollo que suelto, más de lo mismo) busco el artículo que comentaba y dejo este vídeo de un Sir que me encanta, y que habla de lo que tu comentas, lo obsoleto del sistema. Que me parece merece la pena ver. Ya me direis!=)

  3. Por cierto, suscribo totalmente lo que dices de la excelencia en todos los niveles. Pero tiremos un poco de hemeroteca y veamos el trato dado según qué sectores a la Ley de Calidad de la Enseñanza que trató de poner en pie Esperanza Aguirre cuando fue Ministra de Educación en tiempos de Aznar.

  4. Como diría Jack, vayamos por parte. Efectivamente, lo lógico y normal sería que los centros educativos públicos fueran totalmente asépticos, apolíticos y laicos. Para eso habría que empezar por 2 cosas: fuera la Religión, y fuera la soplapollez esa de Educación para la Ciudadanía (otrora Formación del Espíritu Nacional). Esas 2, 3 o 4 horas, no sé cuantas son ante tanto cambio de sistema educativo, dedicarlas o bien a Lengua, a ver si de una vez la gente termina el instituto sabiendo comentar un texto aunque sea un mojón de 3 párrafos; y también a Filosofía, esa asignatura tan inútil y coñazo para el 90% de los púberes (claro, eso de que te intenten despertar el pensamiento y la capacidad crítica es una pérdida de tiempo, mejor ponerse a leer el Marca en el ordenador).
    Hablas de la Escuela Pública y la Privada, pero ¿y los Concertados? ¿Qué hacemos con ellos? ¿Le dejamos que sigan haciendo lo que les salga del escroto con subvenciones públicas, inflando notas a discreción, admitiendo y rechazando a quienes le salga de sus gónadas por razones cuanto menos inmorales y cuanto más rayana la ilegalidad? ¿Es ético y legítimo que sus gestores privados si impongan una línea ideológica mientras que maman de la teta de la administración?
    Con respecto al tema de los docentes en general, y del Azahar en particular. Pues sí, tampoco te falta razón en parte, lo idóneo sería que cada uno dejase sus filias y fobias en la puerta del instituto, pero al fin y al cabo, aunque la sociedad los considere poco más que unos infraseres chupópteros, no dejan de ser humanos con sus virtudes y vicios. Yo también me cabreaba hace años cuando alguno se ponía a lanzar sus soflamas o sus mítines, algo que es aún más descarado en la universidad por parte tanto de algunos profesores y pseudoprofesores que moran en ella, así como por parte de algunos alumnos y miembros de la fauna peloteril. En vez de enzarzarme en disputas y discusiones como las que he presenciado entre los muros de la Hispalense, de un calado similar a la de las asambleas del 15-M (es decir, 0), yo ya opté pasar de todo eso, a aprovechar lo que me pudieran aportar académicamente (algunos mucho, la mayoría poco) y a desechar toda la paja política. Contra el adoctrinamiento, solo uno mismo puede defenderse y despertar a través de la lectura, del análisis crítico de los libros, o de esta fabulosa ventana que es internet… Todo lo demás es seguir llevando por siempre la cadena y el bozal, por mucho que el discurso pueda cambiar.
    Pero, como vengo diciendo, sin faltarte razón en algunas cosas, no hay nada peor que una media verdad, que a la postre no deja de ser una doble mentira. Y es eso es lo que tratas de vender a la gente con este texto. Poniendo precisamente el ejemplo del Azahar. Porque es una falacia pintar al sector de los docentes como si se tratasen de células del GRAPO o de la UCE. Coño, ha sido leer el tweet que has enlazado y me he imaginado a la sala de profesores cantando la BSO de Makinavaja –semos peligrosos, y nos llaman maleantes… :D–. Como si no hubiese profesores de semejante pelaje y proceder por la diestra al igual que por la siniestra.
    Especialmente hilarante que para ello utilices precisamente como ejemplo el Azahar. Instituto en el que el único viaje de fin de curso que se organiza es… ¡una peregrinación por el camino de Santiago! Eso sí, ello no tiene ningún trasfondo ni ninguna intención religiosa, donde va a parar, es una actividad espiritual. No solo eso, sino que además se ha boicoteado y boicotea cualquier intento de sacar adelante un viaje alternativo. Y cuando quieras, me pongo a nombrar profesores que han estado y siguen estando allí, que oscilan entre la derecha moderada y la más rancia y retrógrada, y que no se cortan en practicar el proselitismo. Ello no es óbice para que guarde un gran aprecio y mantenga una buena relación con varios de ellos y ni para que reconozca la valía como profesor de otros, pese a que estén bastante alejados de mis inclinaciones e ideas. Igual me ha pasado en la universidad, en donde de los 3 o 4 profesores más preparados y con los que mejor relación guardo son de derechas la mayoría, y jamás los descalificaré por ello ni diré que son unos peligros públicos por el mero hecho de no compartir ideología, que es lo que estás haciendo tú. En el fondo, y en la superficie, estás demostrando no ser mejor que ellos. Os pasa a todos los que escriben este tipo de blogs, ya sean desde la atalaya de la progresía, o desde la del liberalismo-científico, en donde más que reflexionar y criticar razonadamente, os ponéis a pontificar al pueblo.
    El día de mañana, si llego a ser docente, espero mantenerme siempre en ese punto medio del que Aristóteles habló hace ya casi 24 siglos y no degenerar en agit-prop del PP-PSOE, como muchos que hay. Pero pretender que todo el mundo sea así sería como extirpar a los docentes de su naturaleza humana y convertirlos en seres robóticos. Y por supuesto, niego la mayor, y me juego las 2 manos que ni en el Azahar ni en ningún centro educativo público de España se obliga a los alumnos por las mañanas a entonar la Internacional so pena de Gulag :D.
    La verdad os hará libres… y la mentira, creyentes.
    Saludos
    PD1: Respecto al comentario acerca del MAES, te dedico un Yao Ming de momento (http://www.dramosx.com/wp-content/uploads/2011/07/yao-ming-meme.jpg). Ya te respondo mañana si tengo tiempo.
    PD2: La Ley de Calidad de la Enseñanza, aka LOCE, fue impulsada por Pilar del Castillo, y no por la actual Presidenta de la CAM. Entiendo no obstante el error, es lógico que ocurra después de estar todos los días haciéndose pajas con la Señora Aguirre.

    • Bueno, si he dicho algo que te haya ofendido discúlpame. La única idea que quiero destacar, que creo que es la base de un buen sistema educativo, es la formación del profesorado. Porque con buenos profesionales el resto viene sólo.

      Quizá mis comentarios anteriores son algo pesimistas, por eso aclaro: he tenido compañeros que se llegarán a ser muy buenos maestros, he tenido profesores excelentes a los que admiro muchísimo, pero como decía antes, también los tuve malos (lo cual es paradójico en una Facultad de Educación) ya no tanto porque “se les viese el plumero” si no por los métodos que tenían.
      Se, que hay en la escuela personas muy trabajadoras, que día a día se esfuerzan por mejorar su labor, y lo consiguen, lo cual se refleja en los resultados de ese gurpo de alumnos. Pero aparece el agravante de que en la próxima etapa-ciclo-curso, ese trabajo se va por la borda porque el profesor nuevo, digamos no tiene ese interés por mejorar, se conforma. Vaya, que rompe lo que sería ideal, que hubiese una continuidad.

      En conclusión, sólo quiero señalar, que los buenos profesionales que hay, se han hecho a sí mismos. No es que los planes de estudio sean un asco, dan la base sí (hay que estudiar y tal, no regalan nada), pero creo que son muy mejorables (MUCHO), tanto en magisterio, como, en consecuencia, en los profesores de secundaria (desde los que sólo puedo hablar por experiencias de gente que conozco). Y, en estos últimos no me cabe duda, de que una persona licenciada (digamos en Literatura) sea la mejor para enseñar esa materia pero es que si quiere enseñar literatura, a parte de tener que ser un experto en literatura (siento repetirme, de verdad) ha de saber enseñar, se tiene que formar para ser profesor (exige una doble especialización). Caso diferente del MAES es para Licenciados en Psicopedagogía y Pedagogía, pues muchos de ellos se verán obligados a hacerlo, y este sentido lo considero innecesario porque esa formación ya la han recibido (mejor o peor, pero ahí está) y en el Master vuelven a repetir contenidos que ya han visto durante sus estudios anteriores; desde este punto de vista creo que si quieren obligar a hacer un master, los licenciados en Psicopedagogía y Pedagogía puedan elegir el que más les guste, convirtiéndolo así en una formación dirigida a la especialización, motivo por el cual existen los master.
      ¡Vaya! Que creo que lo que tiene que mejorar es la formación del profesorado y punto. No hay más (lo repito por enésima vez)
      Aunque bueno, dices que “si alguna vez llego a ser docente” (de lo cual deduzco estudias para ser profesor) así que imagino que sabes bien a lo que me refiero, aunque no compartas mi opinión.
      Te dejo este artículo, con el que comparto las opiniones que vierte: http://revista.libertaddigital.com/el-exito-finlandes-eficacia-y-cultura-del-deber-1276239427.html

  5. Hasta donde llego, y corrígeme si me equivoco, la Religión es optativa. Yo nunca tuve una sola clase de Religión, pues opté por no darla. En cambio, sí que tuve que tragarme a la fuerza un buen chorro de lecciones de anticapitalismo (y no como opinión del profesor de turno, sino como materia programada), jacobinos, republicanismo frentepopulista, moralismos varios y esas maravillas de clases de Filosofía en las que el profesor que se dedicaba a enseñarnos a movernos por las arenas del “pensamiento crítico” y demás lindezas, entraba el primer día de clase y soltaba por su bendita boca eso de: “señores, señoras…Dios no existe”. ¡Qué maravilla! ¡El Nietzsche de los bajos barrios! Metiéndonos manteca con el émbolo a cojones, como a los gansos. Por cierto, no sé en base a qué la Filosofía tiene que estar en mi programa académico de Bachillerato si desde pequeño quise ser -pongamos por caso- un científico loco y encerrarme en mi laboratorio entre probetas y tubos de ensayo. ¿No podría argüir, en contraposición, que al considerar que la vida está hecha de materia y no de ideas, todos deberíamos dar química orgánica obligatoriamente como ocurre con la Filosofía? Como ves, todo tiene su solana y su umbría. Salvo la libertad de elegir, que es así de insobornable. Que es lo que defiendo: elegir la libertad de la especialización.

    Tiene gracia eso de Liberalismo-científico -además de ser la primera vez que lo leo. Te lo has currado- Que yo sepa, nadie en la historia llegó al absurdo tan supino de calzarle los tacones de “científico” a una corriente de pensamiento y echarla a bailar como hizo un tal Engels con el Socialismo. Desde luego, se ve que en cuanto a lo que al Liberalismo se refiere -deberías haber dicho neoliberalismo salvaje, que es más snob, más de escaparate- no sales del caca, culo, pedo y…ah, sí: el pis. Según he llegado a comprender, el liberalismo, como corriente de pensamiento, y el capitalismo, como medio de producción, es el único sistema que reconoce sus propias imperfecciones, pues imperfectos son los seres humanos que componen ese tejido de interrelaciones humanas que es el capitalismo. El liberalismo sólo aspira a crear las condiciones necesarias para que los individuos decidan libremente lo que hacer con sus benditas vidas. Sí, decidir, ¿suena bien, eh? Ni más, ni menos. En cambio, el Socialismo se mueve en dirección diametralmente opuesta: da soluciones para todo y más, al tiempo que me impide elegir libremente. Anverso y reverso, como puedes ver. Por cierto, es curioso eso de que critiques a los que hablan desde “la atalaya de la progresía” y los del “liberalismo-científico”, demostrando que no te casas con nadie, que estás por encima del bien y del mal, pero a renglón seguido hablas de…¡tachán! ¡el pueblo! Menuda jerigonza. Menos mal que no descansabas en la atalaya progresista. Como leí ayer en un twitt muy gracioso: “Decir que no eres de izquierdas y hablar de ‘los de arriba’ -o pueblo en este caso- es como decir que no eres choni y decir ‘mi churri’. Vamos, que canta”. Lo mismo. Que parece respetable, oye; pero tiene su punto gracioso. No obstante, aun aceptando pulpo como animal de compañía, leyendo lo que escribes del Liberalismo y el pobre ‘pueblo’, cualquiera pensaría que la clase media la ha traído de la mano y en fila india -como en el cole- el Mago Berlín o el druida de la aldea de Asterix. Se ve que algo falla, pues en esto de la Historia, el orden de los factores sí altera el producto. Por cierto, he aquí la prueba del nueve o del algodón de cómo uno sale del instituto conociendo determinadas corrientes e ignorando por completo otras. Y eso es programa, programa y programa.

    Por cierto, no hagas un adelanto de lo que serán nuestras prácticas sexuales -al menos las mías- Todo llegará, pero cuando sea Presidente de España 😀 (y no porque sea un incondicional de según qué políticos, sino porque es la única comprometida con la libertad. Y eso me basta y me sobra) A pajearse se ha dicho! Uy, qué precoz!

  6. Por cierto: “¿Le dejamos que sigan haciendo lo que les salga del escroto con subvenciones públicas, inflando notas a discreción, admitiendo y rechazando a quienes le salga de sus gónadas por razones cuanto menos inmorales y cuanto más rayana la ilegalidad?” Inmoral e ilegal es que el común de los mortales pague 80 euros por hacer el exámen de prueba de acceso a la universidad para mayores de 25 y los hijos de funcionarios de la misma tengan una casilla aparte en la que poner una crucecita que le reduce a la mitad la cantidad a abonar. Eso sí que es habanero, y no los puros. Lo mismo ocurre a la hora de matricular en institutos públicos a hijos de funcionarios de la administración. Puesto a señalar ilegalidades o inmoralidades… Por cierto, quiero suponer y supongo que pondrías el grito en el cielo con los 7000 euros que la Junta soltaba con el Plan de Calidad y por el cual se premiaba al que inflara y aprobara al mayor número de alumnos, no? Y esos casos en los que la Junta ha obligado a aprobar a alumnos con 2 de nota y demás. Hemeroteca. Ahí están.

  7. Muy buena, yo voy a usar tu táctica, voy a ir por partes:

    Primero te quiero dar las gracias por aparecer por aquí y verter-vomitar tu punto de vista sobre lo que yo expongo en la entrada. No sólo me entretengo mucho con tu comentario, además es que es lo que yo buscaba, alguien que escribiera con conocimiento de causa y que al final del escrito me sellara con plomo todo lo que pienso. Te ha salido perfecto.

    En segundo lugar quería comentarte lo que dices de que lo que escribo es típico de blogs escritos desde el “liberalismo-científico”. La carcajada te la agradezco, en serio, está muy currada, pero como te ha contestado muy bien Samuel yo sólo quiero dejarte claro que este blog está escrito desde otro lugar. El nombre del blog es MiscoBlog y lo llevamos entre los tres, misco y yo. Todo lo que vayas a leer en este blog, que si te has dado una vueltecita lo habrás comprobado, es sobre mi, mis pensamientos, mis ideales y mis cosas, no pienso adoctrinar a nadie.

    En tercer lugar en ningún momento en la entrada del blog he hablado que a los profesores que me hayan dado sus charlitas progres haya que fusilarlos, ni retirarles la palabra ni nada por el estilo. Yo también le tengo mucho aprecio a la gran mayoría de los profesores que he tenido en el Azahar, pero no por eso tengo que valorar positivamente sus formas en clase. Tu dices que soy exagerado en mi tweet, me parece muy bien, soy todo lo exagerado que tu quieras. Pero es que nadie me puede negar lo que dije. Nadie. Ni tu. Me pones al principio que lo mas mejor sería dejar las filias y las fobias en la puerta del instituto. Me afilio a ello, y por ello no necesariamente un profesor deja su naturaleza humana en la puerta. Mira, igual que un profesor tiene la obligación de tratar a todos los alumnos por igual a pesar de que habrá con alumnos con los que congenie mejor y alumnos a los que no pueda ver, y en mayor o menos medida, todos los profesores hacen eso sin ningún tipo de problemas sin perder su naturaleza humana, los profesores también pueden reservarse sus opiniones ideológicas y discusiones con alumnos sobre política porque la educación de un niño es patrimonio de su familia. Como dije, no se pueden aprovechar de nosotros como si fuéramos arcilla para moldearnos a su antojo.

    En cuarto lo que expones del Camino de Santiago… tu sabes, yo tengo un primo que conocía a uno en el trabajo, que la cuñada de la compañera de la mujer vio en Sorpresa Sorpresa a Ricky Martín salir del armario y encontrarse todo el pastel. ¿Te lo crees? Pues lo mismo me pasa a mi con lo de “se ha boicoteado y boicotea”. Me imagino a los profesores que organizan el Camino de Santiago llamando a todos los niños uno por uno diciéndoles que no vayan a otro sitio de viaje de fin de curso o sus vidas están acabadas. Mas en plan Torrente, la versión moderna del Maki.

    En quinto lugar. Para llamarme mentiroso no andes con rodeos tí@ (la arroba es un regalo que te hago, en plan alumno aventajado del Azahar). “sin faltarte razón en algunas cosas… […] … no deja de ser una doble mentira”. Ya te lo dije antes, el blog este lo escribimos entre los tres, vertimos nuestras opiniones, no sin antes consensuarlas, pero eso, nuestra opinión personal y nuestro punto de vista. Yo soy de los que dice que todas las opiniones no son respetables y siempre pongo el mismo ejemplo. Un etarra opina que para liberar Vascongadas de las ataduras del Estado español hay que matar inocentes. ¿Lo respeto?. No. Pues lo mismo puedes hacer con mi opinión, no la respetes, pero si puedes, niégame con datos todo lo que he puesto.

    En sexto lugar, he cometido el error de no poner mi punto de vista sobre los centros concertados, tienes razón. Pero me hace mucha gracia todo lo que dice que pasa en los centros concertados, a lo mejor el que estoy perdido ya soy yo, y todo eso que expones es simple reglamento de Instituciones Educativas Concertadas o algo por el estilo, pero creo que acusar así sin poner ninguna fuente me parece cuanto menos que criticable y dudoso. En todo caso, si es así yo también estoy en contra de eso que dices. Pero te pregunto una cosa: ¿por qué existen los colegios concertados?. Yo, bueno yo no, misco y yo, votamos mañana mismo al primero que me diga que quita todas las ayudas a los centros concertados, ahora, ese también me tiene que decir que es lo que va a hacer con los alumnos de los centros concertados. Ahí está mi opinión, quitar todos los centros concertados y hacerlos totalmente públicos o privados. Así ayudamos al El País y a Público de jugar al CSI con los datos académicos y la mala praxis de esos gañanes.

    En séptimo lugar creo que en todo el texto no pongo que sólo me moleste que se dé en clase un tinte ideológico. Vamos, si lo pone, copiame y pégame el fragmento dónde lo digo y corrijo en cero coma. Yo estoy totalmente en contra de cualquier tinte ideológico en clase. De todos. Si en clase me hubieran dado las lecciones que me daban en otro color, también me hubiera molestado y también me hubiera reído, es mas, me reía con algunas que me dieron. Lo que pasa es que resulta, que leyéndote a ti parece que soy un exagerado y que en el Azahar no pasaba nada que no fuera lo normal. Mira, como nada mas que he estado en el Azahar no lo sé, pero yo no veo normal la de horas de clase que yo le eché a la Guerra de Iraq. Y no sólo en una asignatura, en varias. Tampoco veo normal, como dice Samuel, las superioridad moral y las paparruchadas que soltaba por la boca el profesor de Filosofía ni veré normal en la vida, la corriente de feminismo apestoso que allí se cocía. Pero bueno, me voy a tener que matricular en otros centros a estudiar de nuevo para saber si es lo normal o no, porque parece que es normal todo eso que cuento. ¿O no?

    Y en octavo lugar, yo no soy como Samuel, somos muy amigos y lo compartimos todo, pero yo ayer me hice la susodicha a costa de Aguirre. Gracias por darme ideas tí@. Ya se me acababa la imaginación y no sabía ni que hacer.
    La verdad es que me gustaría contestarte más y mejor, pero me tengo que ir a una fiesta de disfraces a Rota y me pilla el toro. Creo que me voy a disfrazar del Maki Navaja.

    Un saludo.

    PD1: si respetas un poco mas a las personas que escriben aquí no pasa nada. Supongo que Yao Ming es un referente en tu vida, ya que el baloncesto te apasiona, pero sobraba.
    PD2: espero que te de tiempo después de ver El Intermedio de contestar el comentario del MAES que lo espero con ansia.

  8. Es mi primer paseo por tu blog y he encontrado justo lo que esperaba. Enhorabuena, me gusta y prometo ponerlo en favoritos.
    Por cierto, parece ser que con vosotros no sirvió el adoctrinamiento no? Conmigo, creo…que tampoco.
    No es justo señalar de manera perniciosa a quién tan tranquilo estará en su casa.
    Yo creo en el FairPlay. Probablemente si a Messi le hiciéramos jugar con los pies atados, no podría jugar ni en el alcollano. La libertad es una ramera, que no todos pueden permitirse.
    Por cierto el comentario del alumno discapacitado, es cuanto menos de mal gusto…(haría falta mucha contextualizacion para que lo entendiera). La parte del temario donde hablaban de integración seguro que se la llevo un perro en la boca, Preguntale al “crack”.
    Lo del Camino, paparruchas. Creo que la del apellido de dieta carcelaria y la que canta,estaban organizando un viaje a Benidorm…
    La próxima, con datos y más seria.

  9. Hombre Don Eugenio, tú por aquí. Te doy las gracias por visitarme y te digo lo mismo (voy a parecer demasiado cortés), has dicho todo lo que esperaba, nada.

    Como me vas a tener en Favoritos, lo prometido es deuda, la próxima vez que me visites explícame eso de “no es justo señalar de manera perniciosa a quién tan tranquilo estará en su casa”, es que no acabo de entenderlo. Acabo de llegar de una clase de Geometría en la que el tío nos ha dado una pequeña paliza con Pitágoras pero lo más gracioso es que antes, en Matemáticas también nos habíamos hartado de hablar de él, y el pobre la de años que lleva muerto. Pero la cosa no queda aquí, hoy me he dado una vueltecita por Facebook y he visto una serie de acusaciones a Camps y unos enlaces de la Gürtel y la gente que los tenía no son colegas de Camps ni nada por el estilo. En definitiva Eugenio te voy a decir como le dije a nuestro compañer@ (a ti también te regalo la arroba como alumno aventajado del Azahar), este blog es MiscoBlog, critícame lo que escribo pero no intentes obligarme que lo que escriba tenga que leerlo cada persona a la que me dirijo. Además no creo que haga falta, el debate que yo he abierto aquí no es en contra de nadie del Azahar, como te ha podido parecer, el debate ha nacido de lo vivido en el Azahar, llega un poquito más lejos. Creo!

    “La libertad es una ramera, que no todos pueden permitirse”. A ti no te han adoctrinado hijo, pero si me dices que esta frase te la dijo uno dando una palmada con las manos y apretándoselas fuerte segundos después de decirte que Dios no existe, me lo creo. Libres son en Cuba, que no tienen libre acceso a internet, aquí que lo tenemos, debemos procurar qué es lo que decimos por las herramientas que éste nos brinda no vaya a ser que a alguien lo ofenda. ¿No? ¿Me censuro Eu?

    Y por último lo del alumno discapacitado… dices esto: “haría falta mucha contextualizacion para que lo entendiera”. Hombre en una entrada en la que se habla de educación, de los métodos de aprendizaje, de una clase en una carrera de Pedagogía en la Universidad… creo que el que saca de contexto la frase no es más que el que quiere.

    Y nada, no sé si te refieres a mi entrada con lo de “La próxima, con datos y más seria”, para mi es lo seria que puedo llegar. Datos… ¿qué datos?. Tengo que justificarte con algún dato que me parece mal que en una clase de un instituto público se gaste siquiera 5 minutos, en el Azahar hablamos de horas, en adoctrinar a los alumnos en temas políticos. ¿Barómetro de alumnos?. ¿Qué datos quieres?.

    Amigo, esta semana te veo, y posiblemente te azotaré. Gracias por comentar. 😉

    PD: Un día me dijiste que la palabra “regular” te daba miedo, a mi me la da “integrar”.

  10. hola!!
    Aclaro el comentario que puse, porque entiendo que pueda dar lugar a malentendidos (como en su día les pasó a mis compañeros).
    Lo que el profesor nos quería explicar (al menos fue lo que yo entendí) es que no debemos conformarnos con hacer lo que nos “podamos”, sino que debemos intentar ir más allá, superarnos a nosotros mismos, con esfuerzo. Que siempre “podemos” ir más allá, poquito a poquito. Y que sería mediocre, darnos por satisfechos sabiendo que podíamos haber llegado más lejos .Y esto, con cualquier alumno o persona, sea cual sea su condición.
    Por supuesto este esfuerzo adicional se entiende dentro de unos límites normales, por uno mismo, sin coacción o mal trato y así… no se. Espero que esté más claro. =)
    Disculpe y gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s